El antibelicismo de Gervasio Sánchez y la apuesta por la dolorosa verdad

Death+of+a+surrealist+soldier

Fuente: Ideal

Nos golpean con verdadera clarividencia las palabras de Gervasio Sánchez

«Hay un cinismo brutal por parte de la diplomacia occidental; solo ponen el punto de interés en un conflicto cuando interesa mediáticamente o estratégicamente», dijo Gervasio Sánchez, para quien «el último ejemplo está en la intervención francesa en Mali» ( y mientras lo leemos se nos pasan, como de corrido, las imágenes de las caras de nuestros políticos extractivos, unos votando con fervor en el parlamento español en favor del apoyo militar a Francia, otros votando un «sí critico», otros votando un «sí» de tapadillo, otros absteniéndose porque «tienen poca información» y sólo 18 votando en contra, no estamos seguros si por coherencia o por tacticismo).

Dice el periodista Gervasio «Al final hay un cansancio» de conflictos que se prolongan durante años o décadas, como Sudán, Afganistán o Irak, y una tendencia a obviar lo que pasa y a olvidar a estos países cuando alcanzan la paz y llegan los problemas graves de la posguerra». Y entonces a las caras (duras y militaristas) de nuestros políticos extractivos, se le unen en nuestra cabeza las «duras caras» de nuestras grandes corporaciones de intereses económicos (que por cierto financian la fabricación y venta de armas a esos desgraciados paganos de nuestras guerras) y las de los lideres de opinión y las principales cabeceras de la prensa y los medios de comunicación, que «callan» tan a menudo sobre esas posguerras que dicen del fracaso de la vía de la guerra y de la falsa ayuda humanitaria, del fracaso del militarismo y del fracaso de las altisonantes palabras de políticos e interesados que apostaron antes por la guerra para «preservar la paz», o «por solidaridad» y otros groseros de las palabras más venerables en vano.

Gervasio sigue desgranando su discurso y dice que «de la cobertura informativa de las guerras depende muchas veces de que se decida poner en marcha políticas de ayudas. Deberíamos reflexionar sobre ello porque la guerra no es un espectáculo: es un lugar donde ocurren hechos muy desagradables, donde la gente muere y sufre por razones que desconoce» y cuando oímos esto pensamos en nosotros, la sociedad desmoralizada, aburrida, inconsciente, que de forma obediente y latente apoya la guerra no negándola, no luchado contra ella en nuestro propio escenario, donde se la provee de justificaciones, de material, de intereses.

Para el fotógrafo, «la única verdad incuestionable de la guerra son las víctimas civiles».

No se anda con remilgos y no se deja engañar con los señuelos que los interesados en la guerra, los señores de la guerra nos lanzan para justificarla con el manido y burdo argumento de que «algo hay que hacer». «Incluso cuando tengo dudas de, si me están manipulando o no, me alío con las víctimas» para «intentar mostrar el conflicto a través del dolor o del drama que viven las víctimas civiles, porque así seguramente estaré más cerca de la verdad», explicó.

Porque esa es la más penosa realidad de las guerras: Las pierden las víctimas y las ganan quienes las provocan, incluidos los que desde aquí hacemos por que la guerra y la preparación de la guerra sean la lógica del orden mundial. incluidos quienes aquí apoyamos la existencia de los ejércitos o de la fabricación y exportación de armas. incluidos los que pagamos impuestos que sirven para las guerras o los que miramos para otro lado cuando estas tienen lugar. incluidos los que imponemos a las víctimas un orden mundial que sirve para mantener nuestros privilegios a costa de su propia vulnerabilidad y de provocar violencia estructural fuera de nuestras fronteras.

Gervasio Sánchez con su voz o con su cámara denuncia la maldad de las guerras y el cinismo de quienes permanecen impasibles o fatalistas ante ellas y de quienes, confundiendo el foco, piden más intervención militar donde debería pedirse más protección a las víctimas, más noviolencia y más justicia social.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed