Justo lo contrario de la economía sostenible; España: ejemplo de economía de guerra.

Fuente:  José Luis Barbería para EL PAÍS.  Excelente artículo del que recomendamos su atenta lectura.

Por un lado, el gobierno de Zapatero nos habla de economía sostenible, pero desvinculándose de la connotación ética que tiene el término, por otro lado, Zapatero es acusado de pacifista.  Ambas afirmaciones son muy extrañas si tenemos en cuenta algunos datos que nos presenta la noticia:

  • Somos el cuarto país europeo que más invierte en I+D+i militar, tras Reino Unido, Francia y Alemania.
  • Hay 850 empresas que trabajan en el sector de Defensa.
  • Se facturan 3.600 millones de € anuales
  • 18.000 empleos directos y 50.000 indirectos dependen de este sector.
  • Somos uno de los países que más retornos obtiene por su participación en los proyectos de la Agencia Europea de Defensa.
  • Los indicadores de eficiencia del INE sitúan a defensa, tras las farmacéuticas, en los que más tiran de la economía.
  • En 1999 el 54 % del presupuesto de I+D+i fue militar.
  • «Hubo una época en que España pagó el equipamiento y modernización del Ejército con dinero teóricamente destinado a I+D».
  • Este año hay presupuestados 1.182 millones de € en I+D+i militar.
  • Somos la 3ª flota europea gracias al portaaviones Juan Carlos I y a las fragatas F-1.  Esto a pesar de que el teniente general García Sieiro afirma que «los españoles no necesitamos grandes flotas».
  • Las empresas vinculadas a Defensa acumulan créditos por valor de 14.205 millones de €, de los cuales no se ha llegado a devolver ni el 1 %.
  • EADS España es la empresa con la tasa de beneficio anual más baja del conglomerado de defensa europeo.
  • El A-400 (avión de transporte) pese a que fue proyectado hace 20 años tiene problemas de sobrecoste.  El Eurofighter (avión de combate europeo) aprobado en 1986 tiene un sobrecoste de 2’5 veces al modelo americano.
  • El exministro Eduardo Serra cree que «se deberían poner el énfasis en la defensa bacteriológica y nuclear».
  • La Marañosa tiene 800 empleados.  El INTA cuenta con 1.600 trabajadores, 270 edificios y 130 millones de presupuesto anual.

Por otro lado:

  • Una docena de universidades se han declarado objetoras a la colaboración con el ejército.
  • 2.600 investigadores también lo han hecho.
Share

No comments

  1. jackfrost89 dice:

    Muy cierto. La Ley Sinde ha tapado todo esto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed