Revisión del concepto estratégico de la OTAN: ¿participará la sociedad?

Fuente:  Infodefensa.

En el análisis que hace para Infodefensa Enrique Navarro son varios los datos relevantes y los análisis que hay que hacer:

1º:  La OTAN, el Reino Unido, Estados Unidos, se encuentran en fases más o menos avanzadas en la revisión de sus conceptos estratégicos respectivos.  En España ni se mueve el asunto:  no hay debate político, ni social.  No hay información y no hay ningún tipo de participación.  No hay propuestas ni alternativas.  Es decir, la orientación de la política de defensa e internacional española se va a hacer desde fuera y, por lo tanto, va a servir a intereses ajenos.

2º:  El concepto estratégico de la OTAN (documento que define cuáles son las orientaciones básicas de la política de defensa) cumple ahora 10 años y se ha quedado obsoleto porque se redactó antes del los atentados de Nueva York, Madrid, Londres, etc.

Nosotros pensamos, por tanto, que es hora de modificarlo sustancialmente y que la auténtica novedad sería que esta modificación se hiciese con la participación social masiva ya que con nuestros impuestos, orientaciones económicas, orientaciones en política internacional, etc., se mantienen las líneas generales de la política militar.

3º:  No hay ningún plan del gobierno de Zapatero ni de las oposiciones varias para informar de cómo van a ser lo debates, cuáles sus puntos, cuáles las propuestas y los dilemas entre los que hay que elegir.  Una vez más, los diputados y gobernantes españoles ocultan a la sociedad la posibilidad de elegir en temas de defensa.

Enrique Navarro critica sagazmente la generalidad e inconcreción de los documentos que definen la política de defensa española.  Nosotros añadimos que esta inconcreción y generalización documental contrasta mucho con la apuesta violenta y militarista en la vía de los hechos de los gobiernos del PSOE y del PP.

4º:  Es muy aleccionador el ejemplo británico y el estadounidense:  allí ha sido la industria militar quien ha puesto en la agenda política la necesidad de redefinir los objetivos de la defensa.  No porque quieran replantearse seriamente (y menos éticamente) lo que están haciendo sus gobiernos, dado que ellos se están enriqueciendo con estas políticas violentas y oscurantistas.  Sino porque quieren redefinir, lo antes posible en estos tiempos de crisis, de dónde van a seguir sacando dinero en el futuro.

Curiosamente, Enrique Navarro, opta por una línea crítica con el poco debate que hay en España sobre estos temas.  Sin embargo, incurre en la incoherencia fundamental de dar por sentados los presupuestos de las líneas políticas generales de defensa de la OTAN (las mismas líneas generales que optan por la violencia ejercida en todo el orbe) sin ningún debate.  Y para rizar el rizo, nos deja claro cuál es el interés fundamental que le anima:  analizar los gastos en equipamiento y en recursos para concluir que hay que equiparse más y gastar más y, además, hacerlo con el convencimiento cómplice y colaborador de la sociedad cuyo papel ha de ser apoyar sin fisuras estas sempiternas líneas de actuación militar.

5º:  Para concluir, nada de hablar sobre qué hay que defender dentro de las fronteras de la OTAN, de si el ético intervenir fuera de ellas, de analizar crítica y documentalmente, para qué han valido las intervenciones en el extranjero y si éstas han reportado un plus en seguridad.  Nada de hacer participar a la gente y nada de democratizar la defensa y de recurrir a métodos sin violencia.

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed