Yak-42: otro caso de irregularidades militares continuadas y de la «ética militar».

Es muy curioso lo mal que se toman las críticas los militares.  Rápidamente suben los decibelios:  criticarles a ellos es criticar a España, es criticar los valores de paz, es criticar el desarrollo y los derechos humanos.

En este tristísimo caso del Yak-42 comprobamos hasta dónde llega el buen hacer militar y su solidaridad interna:  no se identificaron los restos de sus propios compañeros, valió más la prisa por llegar al funeral de Estado, al acto que se pudiese vender ante la opinión pública para promocionar los «valores tradicionales militares» y, de paso, la necesidad de aumentar los fondos.

Si así es la moral militar, si así es la solidaridad interna, si este es un ejemplo de su ética, ¿qué podemos esperar los civiles, ya sea de su propio país o de otros países donde se desarrollan actuaciones militares de cualquier tipo?

En el caso del Yak-42 pagarán algunos de los culpables, quizá no los culpables máximos que ahora, cínicamente, dan lecciones de moralidad a los demás.

Lo más seguro es que se nos pase la oportunidad para hacer una revisión de fondo que aflore la «ética militar», la «justicia militar», la «moralidad» del militarismo per se.

Si esto último se hiciera, quizá habría oportunidad para sospechar que la muerte de los militares sirvió para algo.

Información en:  EL PAÍS.

Share

One comment

  1. pontus dice:

    Es lástima que no exista justicia en España. Tengo un blog en homenaje a las familias digna que defienden a los suyos, independientemente de que el Opus controle elejercitoespañol.http://homenajefamiliasyak42.blogspot.com
    Espero sea de vuestro interés.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed